¡Nos casamos! ¿Seguro?

¡Nos casamos!  ¿Seguro?

¿Qué motivo es el que te ha llevado a tomar esta decisión tan importante?
Esperamos que la respuesta a esta pregunta siempre sea (por muy cursi que parezca): El AMOR. Sí, así en mayúsculas.
 

Desgraciadamente muchas parejas lo hacen por otros motivos diariamente: porque los amigos les dicen que son los únicos que quedan sin casarse, porque la sociedad les dice que es lo que hay que hacer cuando llegas a cierta edad para que no se te pase el arroz, porque es el paso previo a tener hijos, por conveniencia, dinero, por el viaje de novios, por ser el protagonista un día, por costumbre a estar con una pareja muchos años o peor aún, mucha gente decide casarse en relaciones que no funcionan creyendo que así se solucionará todo, cuando en realidad lo único que puede pasar en estas circunstancias es que se vislumbre igual de cerca una separación. Pero bueno, este párrafo no pretende aguarle la fiesta a nadie, sino más bien estamos aquí para lo contrario, pero esta dosis de realidad es necesaria para asegurarse de que el amor sea el protagonista. Nuestro consejo es que descartes todas estas opciones antes de dar el gran paso y te asegures de que si lo haces, sea por AMOR. Si es así, sigue leyendo, este post es para ti.

 

DECIDIDO: ¡Me caso! ¿Y ahora qué?

Habéis decidido organizar una boda para familiares y amigos, ahora ya sólo queda lo más difícil: saber por dónde empezar. Pero por suerte, para ello hay multitud de libros, información por internet y consejos de amigos que se ha casado antes. Aunque si tienes suerte de poder contratar una wedding planner ya te ahorras mucho de todo esto. Parece que no, pero cada detalle lleva detrás mucha dedicación y trabajo.

Hay tantos tipos de boda como personas, aunque a priori parezcan todas iguales, sobretodo para los invitados. Pero la pareja que la celebra quiere que la suya sea “La mejor boda”, la más original, la más bonita, la más especial. Detrás de cada pareja hay unos gustos y aficiones, unas personas únicas, y lo mejor para que tu boda sea única y permanezca en la memoria de vuestros invitados es que sea vuestra, que se os vea reflejados en cada detalle y que no sigáis estándares preestablecidos en los que es muy fácil caer.

 

 

¿Cómo hacer una boda única?

En Pide un deseo vamos a darte muchas claves e ideas para que tu boda sea especial y personalizada para que se vea reflejado en cada detalle toda vuestra esencia.

Y lo más importante, es que no se necesita para ello tener un gran presupuesto, con poco dinero puedes llegar a preparar cosas espectaculares. Es preciso adaptar el presupuesto que tenéis al tipo de boda. No es necesario que sea una celebración ostentosa. En una boda, hay cosas mucho más importantes.

Para empezar, es imprescindible definiros, hablar y dedicarle mucho AMOR.

Por ejemplo, si sois unas personas cercanas, amables, sinceras, y sencillas, es primordial que en vuestra boda también sea así y para ello es necesario que el espacio que hayáis escogido para la celebración refleje estos valores. No tendría mucho sentido celebrarlo en un palacio del siglo XV con todo tipo de lujos y candelabros de oro de 18 kilates. Por regla general, muchas parejas quieren ese día que el lujo forme parte del “espectáculo”, cuando la gran mayoría de vuestros invitados están en vuestra boda porque os quieren tal y como sois y no es necesario aparentar nada. Van a sentirse mucho más agradecidos si os ven cercanos y si se sienten cómodos. Y a no ser que sean personas que tengan normalmente una vida de alto standing (que no suele ser lo habitual en la gran mayoría de bodas) no vas a conseguir que se sientan cómodos en este tipo de ambientes. Por lo tanto, os agradecerán mucho más poder ser ellos mismos también.

 

Recuerda esta frase durante todo el proceso de organización:

Tu boda es tuya, cásate dónde quieras y como quieras.

 

Si vas a sentirte más cómodo casándote en chándal ¿Quién te dice que no puedes hacer esto? Seguro que muchos de tus invitados agradecerían poder asistir de la misma manera. No os dejéis coaccionar por lo que puedan pensar o hablar otros. Nadie tiene por qué opinar sobre tus gustos y preferencias. Muéstrate tal cómo eres. Es mejor que seáis vosotros mismos. Se ha extendido un concepto de boda de que cuanto más cara mejor, que cuantas más actividades se realicen mejor, que cuanto más ostentosas mejor, y como bien ha empezado este post: existen muchos tipos de boda. Y si de tu entorno, eres el primero que va a casarse haciendo realmente lo que le da la gana, sin seguir los estándares que la sociedad dice que debes seguir, muchas personas van a aplaudirte por ser tu mismo. No hay mejor forma para diferenciarse de las múltiples bodas idénticas a las que asistimos, que caen en el olvido muy poco tiempo después.

Si tu color preferido es el rojo, y siempre vas de rojo ¿Por qué te vas a casar de blanco? ¿Para ser igual que todas las millones de novias que se casan…?

 No olvides que el día de tu boda es un día para que lo disfrutes, te sientas cómodo o cómoda y no disfrazado o disfrazada.

 ¡Se tú mismo!

 

¿A quien invitar?

 Este es uno de los mayores quebraderos de cabeza en cuanto a bodas se refiere.

Lo primero es que seas consciente que hay muchas personas que se van a sentir ofendidas si les invitas (sobretodo si son personas que no ves desde hace mucho tiempo, o que no te has preocupado por poner en de tu parte para tener contacto antes de la boda, por lo tanto van a pensar que les invitas para que te paguen el viaje de novios). Sin embargo, este tipo de personas son las mismas que si no les invitas, van a criticar que no lo hayas hecho. Por ello, es complicado saber cuándo acertar si te centras en intentar saber qué van a pensar los demás. Así que volvemos a replantear la pregunta del título que es la que realmente tienes que hacerte:

 

¿Qué personas quieres que estén en tu boda?

Recuerda que es un día especial para ti, no para ellos, ellos probablemente ya habrán asistido a muchas bodas y una gran cantidad de tus invitados, si no todos, van a ir para cumplir, o porque tu también les hiciste el favor de asistir a la suya. Así que creo que lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de escoger qué personas quieres que estén en tu día es: ¿Qué personas me van a hacer sentir feliz y a gusto el día de mi boda?

 A lo mejor te salen 20 personas en total, o incluso menos, en esa lista selectiva, y entonces piensas…

¿me dará para el viaje de novios? Y ahí tenemos que volver a recordarte que no te casas por dinero, recuerda que te casas por AMOR.

 Olvida todos los “si no invito a esta persona se va a enfadar”, “si quiero que esté Federico, también tendré que invitar a sus veinte amigos porque si no, se van a enfadar”, “mis padres dicen que tengo que invitar a sus amigos porque a ellos les invitaron a la boda de su hija” (personas que tal vez ni conozcáis), “Hay que invitar a este primo tercero que hace veinte años que no ves, pero él te invitó a su boda”, etc, etc.

Y al final volvemos a caer en el tópico de boda de 300 personas, que es igual que todas las demás, donde los novios no pueden ni prestar atención a sus invitados y donde todo es frío e impersonal. (Que no está mal, si es lo que buscas, ya hemos añadido antes que hay el mismo número de bodas diferentes como de personas, por ello, aconsejamos que tu boda sea especial y que refleje la esencia de los novios, es decir, si tu eres una persona muy sociable, conoces a muchísimas personas, tienes muchos familiares o incluso eres famoso, entonces este sí es tu estilo de celebración).

 Recuerda que el día de tu boda no es un intercambio de intereses. Es una celebración bonita donde tú eres el protagonista y haces e invitas a quien te apetece. Aquellas personas que vayan a hacerte estar feliz, alegre y que fomenten que se respire AMOR en el ambiente. No hagas nada que no quieras hacer, ni por aparentar, ni por cumplir, ni por lo que te digan los demás. ¡Vosotros mandáis!

Consejos esenciales para tu boda:

- Ponte de acuerdo con tu pareja y organiza la boda que os gustaría tener, donde los valores y el AMOR estén por encima de todas las cosas. Por encima de todo lo que puedan decir o hablar los demás. Y sobretodo dentro de vuestro presupuesto, porque el dinero es lo menos importante. Los invitados que os quieren no van a estar pendientes de si os habéis gastado mucho o poco, asistirán por otros muchos motivos.

 

- Invita a aquellos invitados que creáis que os van a alegrar ese día, que os hagan sentir a gusto y “como en casa” para que podáis ser vosotros mismos y disfrutar al máximo, que para ello organizáis este día, para poder estar tranquilos, sin malos rollos, y con quien no tengáis que estar pendientes de si “hacer esto está bien” o “hacer esto está mal” para que podáis hacer lo que os apetezca en cada momento, con personas con las que podéis ser vosotros sin sobreactuar, sin apariencias.

 

- Vestíos como os de la gana. Es vuestro día. Es imprescindible que podáis disfrutarlo al máximo, que no os hagan daño los zapatos, que podáis respirar, que os podáis mover, bailar, saltar si os apetece, o revolcaros por el suelo, etc. Y si además de esto sois valientes, romped los tópicos y ser vosotros mismos. No es necesario que la novia vaya de blanco y el novio con traje. Recuerda que tu escribes tu propia historia. Copiar las historias y patrones de otras personas no van a dejar huella. ¡¡¡Atreveros a tener la boda que siempre soñasteis!!!”

 

- Si no os gusta el vals, y en vuestra vida habéis bailado uno, ¿Qué sentido tiene que el día de vuestra boda lo hagáis? Si os gusta el Rock ¡¡¡Bailad un rock!!! O vuestra canción preferida. Y si no os gusta bailar, no tenéis por qué hacerlo.

 

- Pensad que por muchas cosas que hayáis organizado, habrá algunas que saldrán mal. No todo va a salir bien, por ello es mejor que ese día os relajéis y disfrutéis.

 

- Es vuestra boda y no dejéis que nadie os diga cómo tiene que ser. Olvidaos de los posibles “qué dirán” y disfrutad al máximo de cada segundo. Se tarda mucho tiempo en organizar, pero ese día después pasa muy rápido, por ello es necesario que disfrutéis de cada segundo… y sobretodo que hagáis ¡¡¡Lo que os de la gana!!!

 

¡Os ayudamos!

Si os vais a casar, en Pide un deseo queremos ayudaros a que afrontéis este caótico y a su vez maravilloso viaje de la mejor manera posible. Por ello, en este blog vais a poder encontrar muchas entradas relacionadas con las bodas y muchos consejos, os explicaremos cómo ahorrar, cómo realizar DIY personales, cómo diferenciarte y crear una boda original, os podréis descargar cosas que creamos sólo para ti, planificadores que te ayudarán a que los preparativos se conviertan en algo fácil, entre otras muchas cosas que no te puedes perder, porque sabemos que te van a encantar.


Tienda on line:

Como bien te hemos dicho, queremos que tu boda deje huella, sea personal y única, si tu también lo quieres, en nuestra tienda on-line puedes encontrar una gran selección de productos que pueden hacer de tu celebración un espacio precioso, único e irrepetible y que represente tus valores. Tenemos muchos regalos originales para bodas, decoraciones para el candy bar, láminas de huellas, tarjetas y tarjetones de boda, tarjetas de agradecimiento, arroz de la suerte, lágrimas de felicidad, chapas, etc. Realizados con diseños de autor únicos, originales y exclusivos a precios accesibles. Puedes ver nuestros diseños aquí.

 

Y ya sabes,

¡Regala a tus invitados una boda que no olviden nunca!

 

1 Comentarios

    • Avatar
      app entwicklung agentur
      sep 17, 2020

      Haben wir Ihr Interesse geweckt? Über das Kontaktformular könne Sie uns eine unverbindliche Anfrage stellen. Wir freuen uns Sie bei Ihrem Projekt unterstützen zu dürfen. app entwicklung agentur

Deja tu comentario

* Nombre:
* E-mail: (No Publicado)
   Pagina web (Sitio url con http://)
* Comentario:
Introduzca el código